CUANDO UNA MUJER AVANZA, NINGÚN HOMBRE RETROCEDE